Asociación de María Auxiliadora (ADMA) ::

(Asociación pública de fieles)

 Fin principal

Don Bosco quiso que esta asociación se dedicara a promover la veneración del Santísimo Sacramento y la devoción a María Auxiliadora, al tiempo que a ofrecer un itinerario de santificación y de apostolado.

Historia

A lo largo de toda la vida de Don Bosco quiso confiar a la Virgen el intenso trabajo que desarrolló, cuya devoción se encargó de propagar él mismo. A ese fin fundó la Asociación de María Auxiliadora, cuya aprobación data del 18 de abril de 1869.

  • Pío IX la elevó a categoría de Archicofradía.
  • Posee una autonomía propia y una fisonomía peculiar.
  • En 1989 se le otorga el reconocimiento oficial de pertenencia a la Familia Salesiana.

 Su presencia en la Familia Salesiana

Subraya el valor peculiar de la devoción popular a la Virgen participando en la misión juvenil y popular de Don Bosco.

Reconoce al Rector Mayor, sucesor de Don Bosco, como padre y centro de unidad de toda la Familia Salesiana.

 Espiritualidad

La Asociación de María Auxiliadora ofrece un itinerario de santificación y de apostolado salesiano.

Valoriza, de manera especial, el culto de la Eucaristía y la devoción a María Auxiliadora, en todas las formas, públicas y privadas, aprobadas por la Iglesia.

Actúa en comunión y en fidelidad a los Pastores de la iglesia y en colaboración con los demás grupos eclesiales, especialmente los de la Familia Salesiana.